sábado, 1 de octubre de 2011

Observarte con los ojos que un preso ve su libertad.

Por favor cuéntale: que la miro como no miro a ninguna, que no voy a dar un respiro mientras nos mire la luna, y que más de cien soles no curten mi pecho, que es de su mirada de lo que estoy hecho..

No hay comentarios:

Publicar un comentario