jueves, 16 de febrero de 2012

Y colorín,colorado esta historia de mierda se ha acabado.

Ya no hay miedo al andar por las calles, ya no hay miedo ni de encontrarte, ya no hay por qué esquivar.
Que ya pasó parece mentira en algún rincón, entre tu carita y mi habitación, voló. Tu trocito de mi se marchara a otro cuerpo, y a otra habitación, marchó... Casi no avisó, desapareció. Cogió tu cositas y voló... Y se llevó tu trozo de sofá, tu ruido, la ansiedad, tu trocito de acera, con mi miedo, mi quizás, tu boca de cristal, la playa con el mar, el hueco que dejaste en mi cama cuando estás... No duele al despertar, ni cuesta respirar, ya se llevó mis ganas de pensarte y de soñar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario